Dotados cantantes y cazadores creativos

 In Español @es, Las Ballenas

Una hembra de ballena jorobada “habla” de su vida: Por qué le gusta el canto de los machos de ballena y  qué es lo que adoran del Caribe.

Hola, soy Baleine, que en francés significa “ballena”. Tengo 20 años. Para ser una ballena no soy demasiado joven, pero tampoco muy mayor. Mi madre falleció a los 40 años. Algunos de mi especie cumplen incluso más años.

No puedo decir que esté delgada. Mido 13 metros y peso 27 toneladas, con lo que estoy en la media de las hembras de ballena. He de reconocer que la comida aquí en el mar del polo norte me gusta mucho. Lo que más me gusta es el plancton, son seres vivos parecidos a los cangrejos. Mis congénitos y yo nos vamos juntos de caza. Nos hemos inventado un método de caza muy particular: Echamos burbujas de aire. Con ello formamos una pared de pompas de aire por la que los peces y el plancton no se atreven a pasar. Lo único que tenemos que hacer es nadar con la boca abierta y los animalitos se quedan enganchados en nuestras barbas. Mmmm, ¡qué manjar!

Podría nadar bastante rápido – un amigo mío ha llegado a nadar a 27 kilómetros por hora – pero normalmente  me muevo de forma tranquila. Nado de media cinco kilómetros por hora. Por eso tardo varias semanas en realizar el largo viaje de cada año. Nadamos miles de kilómetras de las frías aguas del polo norte a las templadas aguas del Caribe. Allí lo pasamos muy bien, a pesar de que la temperatura del agua es muy distinta a lo que estamos acostumbrados.

Allí nuestros machos se esfuerzan mucho por conquistarnos, ya que están en celo. Saltan con todo el cuerpo fuera del agua y vuelven a caer con un gran golpe sonoro sobre la superficie del agua. Lo que más me gusta es ¡lo bien que cantan! Son capaces de emitir hasta 622 sonidos diferentes. Los cantos se componen de diferentes estrofas, que se repiten de manera regular. Me suelo quedar con el que mejor y más alto canta: ya he estado embarazada tres veces. Hasta que nacieron mis pequeños pasaron doce meses. Mis hijos nacieron, igual que yo, en el Caribe. Me gusta mucho estar allí porque nunca me aburro. Lo que más me gusta son los pequeños barcos con las figuritas que siempre saludan cuando me ven. Me pregunto si estarán allí por mi.

 

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search