El bar de singles de Samaná: zona de reproducción de las ballenas jorobadas

 In Generalmente, Las Ballenas

Cada año, entre enero y marzo, las ballenas jorobadas recorren un largo camino desde el norte para dar a luz a sus crías en la bahía de Samaná. Hoy hemos observado lo que se denomina un «grupo de reproducción». Lo integraban una hembra y cinco machos. Era un grupo inusualmente numeroso, que observamos muy activo por la mañana y bastante agotado por la tarde ;-). Kim Beddal, la fundadora de Whale Samaná y directora de los tours de avistamiento de ballenas, comentaba: «Una cosa sí puedo decir, y es que esta hembra debe ser muy interesante, porque los machos llevan mucho tiempo intentando llamar su atención.»

La hembra muestra sus aletas pectorales, con las que golpea la superficie del agua. Con ello indica que está lista para aparearse.

En los grupos de reproducción la hembra siempre nada en cabeza. Luego vienen los machos. Muy cerca de la hembra nada el que, de momento, ha elegido para el apareamiento, el llamado «escolta». Los siguen «los rivales», que tratan de ocupar el lugar del escolta. Puede observarse como los rivales no dejan de, literalmente, «hincharse de forma ficticia» para impresionar a la hembra. Lo hacen inhalando mucho aire a través de su espiráculo y luego soplándolo bajo el agua. Esto hace que las ballenas parezcan más grandes y es parte del comportamiento natural de cortejo de estos animales. Es como si bajo el agua hubiera una locomotora a todo tren: creando ruidosas burbujas de varios metros de largo.

Hilera de burbujas de un macho de ballena jorobada.

Por otro lado, los machos se muestran muy agresivos entre ellos. Chocan entre sí, se empujan y sumergen unos a otros sin parar para hacerse con el primer puesto del escolta. Es como un partido de rugby. Al final, la hembra decidirá con quién quiere aparearse. Kim explica este comportamiento con gracia e ironía: «Imagina la bahía de Samaná como un enorme bar de singles, en el que muchos hombres se pavonean para ganarse a la chica.»

Golpe de cola y salto en el aire.

¿Quién saldrá vencedor? ¿Los «musculitos hinchados» o los «tirillas astutos»? Da igual, al final de lo que se trata es de que el apareamiento tenga éxito y el año que viene nazca un ballenato en la bahía de Samaná. Por ello precisamente es tan importante que esta región se mantenga protegida. Todavía no está del todo claro por qué las ballenas jorobadas emprenden el largo viaje de hasta 7.000 kilómetros para dar a luz aquí a sus crías. Y Kim tiene razón cuando afirma: «Tenemos que dejar a los animales el lugar tal y como nos lo encontramos para que no se vayan. Esta zona de reproducción es única y debe ser preservada.»

Vista detallada de las aletas y ranuras.

Recent Posts

Start typing and press Enter to search