Emocionantes encuentros en el mar

 In Generalmente, Las Ballenas

Por Marlene Rybka

Es mi primer día laborable a bordo del barco Whale Samaná y estoy emocionada. ¿Cómo es el equipo de la famosa protectora de ballenas Kim Beddal? ¿Cómo es ella? ¿Veré ballenas? Aunque sólo llevo aquí cuatro semanas, mi “nuevo trabajo” me sigue causando cierto estrés, sobre todo cuando pienso que hay tanta gente pendiente de mí.
IMG_1448

En el embarcadero Eva, miembro del equipo de Whale Samaná y originaria de la República Checa, me da una cálida bienvenida. Cada año hace de voluntaria, igual que Jana, capitana de avistamiento de ballenas en Canadá, y Fátima, una alemana que suele trabajar en avistamientos de ballenas en Portugal.

IMG_1582

Son muy amables y un equipo muy cohesionado. Cada año trabajan juntas en la bahía de Samaná. A bordo también hay tres dominicanos, el capitán y dos asistentes para los visitantes, que también me reciben cálidamente.

IMG_1203

Entonces Kim Beddal sube a bordo. Hace treinta años, planteó por primera vez el tema de la protección de las ballenas en la bahía de Samaná. Aquí es un icono y todos la respetan. Desgraciadamente, ese días Kim está afónica y por eso nos comunicamos más bien con gestos. A pesar de ello, estoy muy orgullosa de haberla conocido por fin.

IMG_1195

Hoy se supone que soy invitada y aún no debo ayudar. Estoy contenta porque podré concentrarme en las ballenas. ¿De verdad voy a verlas hoy? Estoy emocionada y al mismo tiempo tengo un poco de miedo de marearme. Me siento algo floja y como prevención Eva me da unas pulseras de acupresión y media pastilla contra el mareo.

IMG_1665

Pasamos por Cayo Levantado y nos dirigimos a la zona de reproducción. Es como llaman ellos al área donde las ballenas vienen a aparearse y a tener sus bebés un año después. Nos encontramos ahora en el lugar donde mi corazón ha viajado tantas veces, la zona donde espero encontrarme con las ballenas.

IMG_1169

No hace 10 minutos que estamos en camino cuando de repente reina la emoción a bordo. En dos direcciones simultáneamente avistamos los típicos espiráculos de respiración. Uno a unos dos kilómetros de distancia. Me aferro a mi cámara con manos temblorosas.

IMG_1063

No quiero perderme el instante en que aparezca una ballena jorobada. ¡Pero es lo que finalmente ocurre! Mientras miro hacia la derecha, la ballena aparece junto a nuestro barco y detrás de mí.

IMG_0952

Veo su casco justo antes de zambullirse en el mar. Pero llego tarde para la foto. En la bahía de Samaná las ballenas se dejan ver con facilidad y pronto surge otra oportunidad. A lo lejos incluso veo saltar una. Podría dar brincos de alegría cuando avisto cómo la ballena levanta su aleta y parece saludarnos. Esta vez tengo la cámara preparada y puedo documentar mi experiencia.

IMG_0974

Es como un safari: mantén los ojos abiertos, mira el agua y encuentra los espiráculos. El tiempo vuela y puedo contemplar otras ballenas. Cuando nuestro barco regresa al puerto, me siento feliz y doy efusivamente las gracias al equipo del Whale Samaná por los exitosos avistamientos.

IMG_1017

Para las chicas a bordo ha sido pura rutina, pero para mí ha sido una gran experiencia. Esta noche me duermo extremadamente feliz.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search