Las ballenas como protectoras del clima

 In Las Ballenas

Expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI) han descubierto que una ballena capta tanto CO2 como miles de árboles. Según los biólogos marinos, los grandes cetáceos llegan a capturar un promedio de 33 toneladas de dióxido de carbono (CO2) a lo largo de toda su vida.

Por el contrario, un árbol solamente capta 20 kilogramos de CO2 al año. Si las poblaciones de cetáceos recuperaran los niveles previos a la caza de ballenas, se habría dado un gran paso en la lucha contra el cambio climático. Desafortunadamente, en la actualidad tan solo quedan 1,6 millones de ejemplares de los cuatro o cinco de antaño, según los investigadores. Las ballenas ya no sufren la caza a gran escala, pero ahora sus poblaciones se ven afectadas por nuevas amenazas como la contaminación marítima.

Estas criaturas también contribuyen a la protección del clima de otras maneras: en concreto, son responsables del crecimiento en los mares del fitoplancton, que a su vez captura grandes cantidades de CO2, un gas de efecto invernadero.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search