„Las ballenas siguen estando en peligro“

 In Las Ballenas

La caza de ballenas está controlada, pero ¿significa que por ello los animales están protegidos? ¡No! Astrid Fuchs, gerente del programa anti-caza de la organización WDC (Whale and Dolphin Conservation) habla sobre el peligro al que están expuesto las ballenas.  

Señora Fuchs, en la mayoría de los países la caza de ballenas está prohibida. ¿Esto significa que las ballenas ya no están en peligro? 

Astrid Fuchs: No. Es verdad que la caza de ballenas ya no se realiza en grandes dimensiones, pero hay muchas poblaciones que aún no se han recuperado de las épocas en las que este tipo de cazas aún estaban permitidas. Por ello es importante que sigamos defendiendo a las ballenas. Sólo algunos pueblos indígenas, como por ejemplo en Alaska o en Groenlandia, todavía dependen de la caza de ballenas por motivos alimenticios. En Japón, Islandia o Noruega no es el caso y por eso hay que prohibir la caza de ballenas. Aparte de la caza las ballenas están expuestas a otro tipo de peligros. Se llaman contaminación, cambio climático y pesca. 

¿Por qué la pesca supone un problema para las ballenas? 

A menudo las ballenas son víctimas de la pesca sin querer. Los barcos de arrastre llevan consigo redes enormes en las que, al tocar el suelo marino, queda atrapado de todo, incluyendo a las ballenas. Además, las llamadas „redes fantasma“ también suponen un problema, ya que muchas veces se tiran a bordo, como basura. Las ballenas quedan atrapadas y no pueden salir. 

¿Qué especie de ballena está particularmente en peligro? 

Pues por ejemplo la ballena franca glacial. La población del Atlántico Norte está extinguida, solo quedan entre 300 y 400 animales de esta especie. Estas ballenas nadan bastante cerca de la superficie, de modo que los barcos se rozan con ellas o bien quedan atrapadas en las redes.  

¿Cómo están las ballenas jorobadas? Nuestra Susurradora de Ballenas ya mismo va a visitar las ballenas en la República Dominicana…

La mayoría de las ballenas jorobadas se han recuperado bastante bien de la caza de ballenas. La Bahía de Samaná, donde cada año vienen miles de ballenas, es el mejor ejemplo de ello.

¿Qué podemos hacer para proteger a las ballenas?

Para los que viajen a Islandia, Japón o Noruega: ¡No compren carne de ballena! Quien quiera observar a las ballenas debe escoger una empresa profesional que respete las normas. Es importantísimo que los barcos no se acerquen demasiado a las ballenas. En el día a día todos podemos tener precaución y no utilizar demasiadas bolsas de plástico. En muchas ocasiones éstas acaban en el mar, destrozando el hábitat de las ballenas y de otros animales marinos.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search