Los dominicos y su alegría de vivir

 In Generalmente

Por Marlene Rybka

Lo que más me impresionó en mi primer viaje a la República Dominicana, hace ya 13 años, fue la incontenible alegría de vivir de los dominicanos. Es algo que amo y admiro profundamente.

IMG_2845

Aquí recuerdo siempre lo que nos falta en Alemania. Cuántas veces veo personas cabizbajas y los ojos vacíos o de mal humor y con comportamiento agresivo. Aquí la convivencia la vivo completamente diferente. Los lugareños parecen lidiar con su vida, que a menudo es dura, de forma muy diferente a como lo hacemos en Alemania.

IMG_3162

Lo que primero me llamó la atención fue la manera de vestir. Lejos de tener una figura escultural, a menudo escondo mis curvas bajo ropa negra. Pero en el Caribe compruebo que se puede vestir con ropa colorida, ceñida y sexy, aunque uno no se ajuste a la supuesta imagen ideal.

IMG_3319

Aquí lo que cuenta es el carisma personal. Esto me da alas y me atrevo a mostrarme con ropa a todo color y que transmite optimismo. Aquí no importa qué marca llevas. Una sonrisa es mucho más importante que cualquier logotipo de diseñador.

IMG_3011

Pero no se trata tan solo de eso. Te saludan con alegría siempre y en todas partes. Esto lo absorbo como una esponja. Un “Hola, bonita” en el autobús público cae como agua de mayo. ¿Cuándo pasa esto en Alemania? Puede parecer una frase cliché, pero no deja de hacer efecto. ¡Levanta el ánimo! Y es exactamente esta actitud tan saludable lo que te da ganas de volver. Y se transmite la positividad entre todos. El buen humor es, sencillamente, contagioso.

IMG_3048

¿Cantar en plena calle, o en medio del bar o restaurante? En nuestro país te mirarían como a un bicho raro. Pero aquí, si te sientes bien escuchando música, simplemente te pones a cantar. No importa dónde estés. Si hay música en vivo en el restaurante, el grupo se une en coro. ¡Me encanta!

IMG_3297

¡Ah, y luego está el baile: si te apetece, bailas! Es genial. Incluso los domingos por la mañana se baila en las terrazas de los bares para rendir así homenaje a la alegría de vivir. La bachata y el merengue dominan el sonido del país y no creo que nadie pueda sustraerse a ello. Pero miradlo vosotros mismos:

 

Espero que también os contagiéis de esta alegría de vivir. Esta vez quizás es solamente de manera virtual, pero quién sabe si pronto viajaréis a la República Dominicana y lo experimentaréis en vivo… Os lo deseo de todo corazón.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search