Los mejores lugares de la República Dominicana

 In Generalmente

Me cuesta creerlo: Ya ha terminado la primera de mis cuatro semanas en la República Dominicana. La primera ha sido probablemente la más intensa. Junto a mi guía Erick y mi chófer Ramón pude explorar muchos lugares hermosos, conocer muchos detalles sobre la historia del país, cruzar la selva en tirolina, tomar el sol en las islas, saltar desde cascadas y mucho más. Pero, ¿cuáles han sido mis experiencias favoritas aquí?

Quinto lugar: Santo Domingo

La capital de la República Dominicana tiene mucho que ofrecer históricamente. Fue aquí donde nació la nueva América a principios del siglo XVI y mucho después de eso la ciudad seguía siendo el centro más importante del Caribe.

dji_0044-pano-bearbeitet
mg_6775-bearbeitet

Cuarto lugar: Los 27 saltos de Damajagua

Entre la costa norte del país y las montañas están los 27 saltos de Damajagua, 27 pequeñas cascadas que no sólo son hermosas de ver. Una vez alcanzada la cascada más alta, el camino hacia abajo se realiza saltando, deslizándose o nadando. Todo ello dentro de los cañones que se han creado a lo largo de los años por el movimiento del agua. ¡Una pasada!

Tercer lugar: Cabarete

Cabarete probablemente será conocido por la mayoría por su playa de kite surfing. El viento aquí es siempre favorable, por lo que se celebran numerosas competiciones internacionales, como “Master of the Ocean”. No obstante, la playa también tiene mucho que ofrecer a los no deportistas.

Segundo lugar: Los Haitises

“Los Haitises” significa “paisaje de colinas” o “montañas”, y eso es exactamente lo que los visitantes pueden encontrar aquí: Una impresionante colección de pequeñas montañas densamente crecidas que se elevan desde el agua. Son el hogar de cuevas y de especies de aves endémicas, como el pelícano marrón.

Primer lugar: Las calles de Puerto Plata

Cuando viajo, mis momentos favoritos a menudo no consisten en los lugares de interés turístico y atracciones. Lo que realmente me impresiona es la sensación de estar completamente inmerso en el nuevo mundo. Esta es exactamente la sensación que tuve al final de la tarde cuando exploré las calles de Puerto Plata. Como un observador silencioso. Ninguno de los transeúntes se fijó en mí. De esta manera, pude obtener una visión auténtica de la vida local y capturar en mi disco duro pequeños momento, pero muy reales para siempre.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search