Mito de la ballena

 In Generalmente

Desde tiempos inmemorables, en muchas culturas, se han tratado las ballenas con mucho respeto. En ocasiones con miedo, otras veces con deferencia, llegando incluso a idolatrarlas. Los mamíferos marinos más grandes del mundo han conseguido siempre fascinar a la humanidad. Incluso hoy, se extiende una especie de mito acerca de las ballenas. Aún no conocemos muchas de sus facetas bajo el agua. Esto puede contribuir a fortalecer las leyendas que giran a su alrededor.

mita de la ballena
Temidas e idolatradas
El término científico que aúna ballenas y delfines es cetáceo (en griego keto o ketos) y tiene su origen en la mitología griega. Las ballenas han sido consideradas durante mucho tiempo monstruos marinos. Las ballenas siempre han conseguido cautivar a los humanos. En la biblia, Jonás es tragado por una ballenas gigante que vuelve a escupirlo. Esto puede servir como metáfora a la muerte y la reencarnación. En la traducción de Lutero este monstruo es un pez-ballena. Lo cual es un error, ya que las ballenas son mamíferos. No todas las ballenas ocultan algo monstruoso o temible.

Leyenda de la antigüedad
Ya en la antigüedad existían informes sobre el asombroso carácter servicial de los delfines. En la Grecia Antigua se consideraba que protegían a los viajeros. En otras culturas ballenas y delfines eran sagrados. Los maoríes veían en las ballenas origen de todas las especies. Según la leyenda, nuestro primer antepasado viajó en el lomo de una ballena a Nueva Zelanda hace más de 1.000 años. También algunas tribus indias en el Noroeste Americano adoraban a las ballenas, especialmente a las orcas. Los Kwakiutl, una tribu de origen indio de la canadiense Vancouver Island, veían en las orcas seres poderosos y sobrenaturales. Otros pensaban que los jefes de sus tribus se reencarnaban en orcas.
Las leyendas y mitos son muy variadas, pero todas tienen en común que consideran a las ballenas seres excepcionales. Y realmente lo son.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search